Las Algas, el Alimento del Futuro

Las Algas marinas son genéticamente las formas de plantas y microorganismos más antiguas de la tierra y están reconocidas como extremadamente ricas en minerales y microelementos.

Avances tecnológicos hacen posible, hoy en día, extraer de las algas ingredientes que contengan una gama de Vitaminas, Antioxidantes y oligoelementos esenciales.

En el océano existen millones de especies de Algas y microalgas de las cuales se tienen algo más de 250.000 especies identificadas, para ser utilizadas. Sin embargo a día de hoy no llegamos a utilizar ni el 3% de las Algas identificadas.

Muchas son empleadas en el sector de la cosmética por su capacidad para emulsionar las cremas sin añadir aceites, lo que permite texturas ligeras con una sensación de frescor añadida.

En el sector de los nutrientes, los extractos de algas aportan vitaminas, minerales y oligoelementos tan interesantes como el yodo o el magnesio, Astaxantina y muchas más.

A nivel dietético, hay que tener en cuenta su poder antioxidante y nutritivo. Se usan tanto en dietas adelgazantes como en emplastos o añadidas al agua de la bañera.

Las algas intervienen en numerosos tratamientos de talasoterapia que ayudan a estimular la circulación y combatir la celulitis. La aplicación de algas con aducción de termoterapia por rayos infrarrojos tiene una acción sedativa sobre el dolor y de relajación sobre las contracciones musculares.

Un mar lleno de salud

la salud y el marSon muchas las especies de algas que existen en el mar y de las que es posible hallar en las playas algún fragmento arrastrado por las olas. De las cuales son más comunes las algas verdes que se encuentran en los fondos menos profundos y crecen hasta casi rozar la superficie del agua.

En las zonas más profundas viven, en cambio, las sugestivas algas pardas y las algas rojas. Recientemente se ha demostrado que la distinta distribución de las diversas algas en los fondos marinos obedece a un motivo definido. En efecto, los pigmentos de color que las caracterizan sirven para facilitar a estos organismos la utilización de la luz solar, que en las zonas profundas sólo penetra muy débilmente.

Los rayos rojos, por ejemplo, los filtra primero el agua del mar y se detienen por tanto a muy escasa profundidad. Estos rayos son prácticamente los únicos que utilizan las algas verdes, que por este motivo se encuentran en los fondos más próximos a la superficie. Pero las algas pardas, y especialmente las rojas, pueden vivir incluso más allá de los 100 metros de profundidad, porque pueden utilizar hasta los rayos verdes de la luz solar, capaces de alcanzar tales niveles del fondo marino.

En  general, las algas marinas son antitumorales, antibacterianas y antivirales, ricas en vitaminas A, B, C, E, F y K, y en minerales como el potasio, hierro, fósforo, calcio, magnesio, etc., proteínas vegetales de gran calidad y antioxidantes. Según el tipo de algas y su coloración (que depende de la profundidad del agua donde crecen), pueden aportar otros beneficios especiales.

Las Algas son el alimento del futuro más valioso que tenemos. Por eso es de gran importancia que cuidemos su entorno para que nos podamos beneficiar de sus propiedades.

8 Comments

  1. Me ha encantado este post y nunca antes había leído una
    opinión como esta sobre el tema, impresionante !
    Enhorabuena

  2. Me ha apasionado este texto y en ningún momento había leído una opinión como esta sobre el tema,
    excelente ! Felicidades

  3. ¡Excelente! A pesar de tener muchas palabras lo he analizado de un tirón y he bajado a la zona
    de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, genial !
    Saludos

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *