LAS PROPIEDADES DEL ALGA KELP

El fondo marino nos aporta un gran n√ļmero de nutrientes en forma de Algas, que con su ingesta, ayudan a mejorar nuestra salud

KELP es el nombre que se le da a diversos grupos de algas marinas que, gracias a su alto contenido de vitaminas y minerales, se utilizan como un suplemento nutricional y proporcionan grandes beneficios a quien las consume, mejorando el metabolismo, facilitando la digestión e, incluso, se utilizan para bajar de peso.

Estas algas de alto contenido nutritivo forman un complemento perfecto para cualquier dieta, ya que pueden contener incluso diez veces más minerales que las verduras, las frutas o cualquier otra planta terrestre (Bocanegra, Bastida, Benedí, Nus, Sánchez y Sánchez, 2009).

El alga KELP se encuentra en aguas poco profundas alrededor del mundo, y crecen cerca de la superficie del mar, donde absorben la luz del sol necesaria para realizar la fotosíntesis, y esto le proporciona su característico color marrón-verdoso.

Los países orientales, en especial Japón y China, son los mayores consumidores de esta planta, aunque en todos los países asiáticos existe gran tradición de incorporar algas a su dieta, con el fin de hacerla más saludable y vital (Jiménez, Gómez y Rupérez, 2015).

¬ŅDE QU√Č EST√Ā COMPUESTA EL ALGA KELP?

Si tuviéramos que definir a qué sabe el alga KELP, podríamos decir que sabe a mar, lo que se debe a su elevado contenido en vitaminas y más de 30 minerales.

Ente todos ellos destaca el¬†yodo, (que regula la gl√°ndula tiroidea), el¬†calcio, (que ayuda a lograr unos huesos fuertes), el silicio (que es fundamental en la formaci√≥n de todos nuestros tejidos) y el sulfuro (que ayuda al h√≠gado en la secreci√≥n de la bilis y posibilita una buena digesti√≥n), as√≠ como¬†oligoelementos y otra serie de nutrientes como la¬†fibra, perfecta para hacer frente al estre√Īimiento y mantener el cuerpo libre de toxinas y sustancias nocivas (Draget, Skj√•k-Br√¶k y Stokke, 2006).

Veamos, más detenidamente, cuáles son los componentes del alga KELP (Condezo, Pérez y Rupérez, 2015; Jiménez, Gómez y Rupérez, 2015):

1) Hidratos de bajo índice glucémico

Aunque el alga KELP aporta un mayor n√ļmero de hidratos de carbono que de prote√≠na (en concreto 8,3 gramos de hidratos y 1,6 g de prote√≠nas por cada 100 gramos), son de bajo √≠ndice gluc√©mico, por lo que¬†evitan los picos de az√ļcar en sangre. Adem√°s, cabe resaltar que la prote√≠na contenida en este alga es vegetal y de alto valor biol√≥gico, lo que se traduce en que es¬†rica en amino√°cidos esenciales.

2) Minerales

Ya hemos dicho que el alga KELP es muy rica en minerales importantes, como potasio, hierro y magnesio, yodo, calcio, a los que hay que sumar silicio, sulfuro, sodio, fósforo, cobre, zinc, manganeso, boro y cloro.

En cuanto al yodo, es de sobra conocido que es un mineral determinante para controlar la glándula tiroidea (más adelante ampliaremos este aspecto fundamental), pero pocas personas saben que es determinante para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro, que además, hidrata la piel y evita su envejecimiento y las arrugas.  Por otra parte, su elevada concentración en calcio ayuda a fortalecer los huesos, por lo que tomar alga KELP es una buena estrategia de autocuidado en la etapa de la menopausia.

3) Vitaminas

Las Algas KELP están rebosantes de vitaminas. Entre el extenso catálogo de las que incorpora hay que destacar la Vitamina A, C, D, E, K y las vitaminas del complejo B, que son esenciales para la regeneración de nuestro cuerpo.

Esto justifica que proteja los órganos y la piel del ataque de los radicales libres, haciendo frente a la oxidación celular, a la formación de manchas y al desarrollo de alteraciones en el ADN celular. Incluso, hay distintas investigaciones científicas que apuntan a que las japonesas podrían sufrir un menor índice de cáncer de ovario, endometrio y mama, como consecuencia de la toma de este vegetal marino.

4) Fibra

El alga KELP tiene una alta concentraci√≥n en alginato, que ayuda a regular el tr√°nsito intestinal y soluciona el estre√Īimiento cuando se est√° haciendo dieta. En esos momentos se ingiere menos cantidad de grasa, lo cual dificulta en buena medida la evacuaci√≥n de las heces. Tomar alga KELP se convierte, de este modo, en una buena alternativa para el estre√Īimiento. Asimismo, los estudios indican que este alginato hace que se pueda bloquear la absorci√≥n de las grasas hasta en un 75%, lo cual ayuda a regular los niveles de colesterol.

5) Agua

Su elevado contenido en agua se asemeja al de la pi√Īa o alcachofa, por lo que estas algas est√°n consideradas como¬†un diur√©tico natural, ayudando al √≥ptimo funcionamiento de los ri√Īones, depurando el organismo de sustancias t√≥xicas y limpiando y purificando las arterias.

En base a todo ello, se considera que su elevado contenido en minerales, vitaminas, oligoelementos, fibra y agua la hacen esencial para la salud, puesto que sus componentes est√°n formando parte de los huesos, m√ļsculos, dientes, sangre, c√©lulas nerviosas y tejidos blandos y, adem√°s, ejercen de catalizadores de diversas reacciones del organismo, siendo determinantes¬†para la producci√≥n de hormonas (Rup√©rez, G√≥mez y Jim√©nez, 2013).

Asimismo, la alta concentraci√≥n que tiene el Alga KELP de estos micronutrientes, hacen de ella una sustancia de lo m√°s recomendable para quienes presenten¬†alg√ļn tipo de carencia, por lo que cada d√≠a m√°s investigadores y nutricionistas la est√°n considerando una opci√≥n nutriticional a tener en cuenta.

PARA QU√Č EST√Ā INDICADA EL ALGA KELP

Este alga no s√≥lo beneficia la vida marina, sino que ha sido alimento para el hombre desde la antig√ľedad, y como ya hemos comentado al inicio, es de uso com√ļn en pa√≠ses orientales desde los que se ha extendido a Occidente por sus probados efectos favorables para la salud (Cheong, Qiu, Du, Liu y Khan, 2018; Arshadi, Mateos, Rup√©rez et al., 2016).

Como hemos dicho, una de sus aportaciones principales para nuestra salud es que es muy rico en¬†yodo, mineral esencial para el cuerpo humano, primordial tambi√©n para los m√°s peque√Īos de la casa, tanto para su crecimiento como para el desarrollo normal del cerebro y del sistema nervioso (Jim√©nez, G√≥mez y Rup√©rez, 2015). Seg√ļn los expertos, los s√≠ntomas de falta de yodo suelen incluir:

  • Irritaci√≥n del cuero cabelludo,
  • Piel seca y escamosa,
  • Estre√Īimiento,
  • Fatiga,
  • Disfuncionalidad de la tiroides,
  • Infertilidad
  • Anomal√≠as del crecimiento.

Pero la KELP, ya lo hemos indicado, no es sólo yodo, también es rico en ácido fólico y aminoácidos, oligoelementos, vitaminas y minerales esenciales para el organismo.

Todos estos nutrientes, conjuntamente, proporcionan unos efectos ventajosos y muy beneficiosos para el ser humano, entre los que cabe destacar los siguientes:(Cheong, Qiu, Du, Liu y Khan, 2018)

Proporciona un estado físico y mental más fuerte y saludable, ayudando a disminuir el cansancio, y mejoraramdp el rendimiento en el trabajo. En otro plano mejora las funciones cerebrales, colaborando al aumentar la capacidad de aprendizaje.

Tambi√©n nos permite regular la intolerancia al fr√≠o, y ayuda a que el organismo funcione correctamente, evitando trastornos metab√≥licos como la ca√≠da del cabello o el¬†estre√Īimiento, mejorando la digesti√≥n, regulando el colesterol, fortaleciendo las u√Īas.

En definitiva, un compuesto con propiedades antioxidantes y depurador del organismo.

Complemento nutricional a base de algas
Comprar KELP en la Tienda Online de Algamania

Está recomendado, específicamente, en alteraciones como:

  • Artritis
  • Calambres
  • Reumatismo
  • Depresiones
  • Estr√©s
  • Fatiga
  • P√©rdida del cabello
  • Resfriado com√ļn
  • U√Īas quebradizas
  • Psoriasis
  • Anemia
  • Esterilidad prematura

En s√≠ntesis, la ingesta de este extraordinario suplemento nutricional tiene un prestigio comprobado en distintas investigaciones, y su √©xito radica en el efecto combinado de los minerales, oligoelementos, amino√°cidos y vitaminas¬†que posee, habiendo dado muestras de tener efectos muy positivos en los trastornos metab√≥licos se√Īalados (Bilan, Grachev, Shashkov, Kelly, Sanderson, Nifantiev y Usov, 2010).

En el pr√≥ximo art√≠culo hablaremos con m√°s detalle de estos efectos beneficiosos. ¬ŅPor qu√©? Pues sencillamente, porque deber√≠amos hacer una peque√Īa reflexi√≥n: si la Naturaleza nos proporciona elementos a nuestro alcance que pueden ayudarnos de forma efectiva, ¬Ņpor qu√© no servirnos de ellos para mejorar nuestro organismo a distintos niveles?.

Referencias

Arshadi, M., Mateos, I., Rupérez, P. et al. (2016). Pre-treatment and extraction techniques for recovery of added value compounds from wastes throughout the agro-food chain. Green Chem., 18(1), 6160-6204.

Bilan, MI., Grachev, AA., Shashkov, AS., Kelly, M., Sanderson, CJ.,Nifantiev, NE. y Usov, AI. (2010). Further studies on the composition andstructure of a fucoidan preparation from the brown alga Saccharina latissima. Carbohydrate research, 345(14), 2038-2047.

Bocanegra, A., Bastida, S., Benedí, J., Nus, M., Sánchez, JM. y Sánchez, FJ. (2009). Effect of seaweed and cholesterol-enriched dietson postprandial lipoproteinaemia in rats. British Journal of Nutrition, 102(12), 1728-1739.

Cheong, KL., Qiu, HM., Du, H., Liu, Y. y Khan, B. (2018). Oligosaccharides Derived from Red Seaweed: Production, Properties, and Potential Health and Cosmetic Applications. Molecules, 23(10), pii: E2451.

Condezo, L., Pérez, E. y Rupérez, P. (2015). Improved evaporative light scattering detection for carbohydrate analysis. Food Chem 180(1), 265-271.

Draget, KI., Skjåk-Bræk, G. y Stokke, BT. (2006). Similarities and differences between alginic acid gels and ionically crosslinked alginate gels. Food Hydrocolloids, 20(2-3), 170-175.

Jiménez, A., Gómez, E. y Rupérez, P. (2015). Infrared characterisation, monosaccharide profile and antioxidant activity of chemical fractionated polysaccharides from the edible seaweed sugar Kombu (Saccharina latissima). Int J Food Sci Technol 50(2), 340-346.

Rupérez, P., Gómez, E. y Jiménez, A. (2013). Biological activity of algal sulphated and non-sulphated polysaccharides. En B. Hernández y M. Herrero (Eds), Bioactive Compounds from Marine Foods: Plant and Animal Sources, pp. 219-248. Chapter 11. NY: Wiley-Blackwell’s Food Science and Technology Book.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *