¿QUÉ ES EL OPC?

De la uva negra podemos obtener dos componentes naturales con excelentes 0propiedades antioxidantes.

Uno de ellos, el OPC se extrae de las semillas de las uvas, y el otro, el Resveratrol, se halla en la piel y las semillas.

Ambos pueden beneficiar enormemente al ser humano, ayudándole a protegerse de los efectos del envejecimiento a distintos niveles, de modo que el consumo de suplementos nutricionales puede ser muy ventajoso para aquellas personas preocupadas por tener una vida saludable, alejada lo más posible del malestar y las enfermedades.

EL OPC DE LA UVA Y EL RESVERATROL

El Resveratrol es un componente molecular presente de forma destacada en la uva negra, especialmente en su piel y en sus semillas, aunque también se halla en las raíces de una planta de Japón llamada Polygonum cuspidatum.

En España, precisamente por ser un país de fuerte tradición vitivinícola, se utiliza la molécula procedente de la uva, en mayor proporción que el Resveratrol obtenido de otros vegetales.

Por su parte, el OPC (nomenclatura cuyas siglas provienen del inglés, y que significan Oligomeric Proanthocynadins Complexes) es un bioflavonoide, un tipo de sustancias antioxidantes, producido en el ámbito vegetal y que se encuentra principalmente en las semillas de las uvas.

Tanto el OPC como el Resveratrol se han evidenciado como muy eficaces en distintas problemáticas, entre los que destacarían (González, Gil, Ginés, Beltrán, Pinent y Ardévol, 2019):

  1. Problemas cardiovasculares

A nivel venoso, la acción del OPC y el Resveratrol se ha hecho muy popular gracias a la “Paradoja francesa”, que viene a señalar que en el país galo existe una alimentación rica en grasas que, sin embargo, genera menos accidentes cardiovasculares que los generados con otro tipo de dieta, baja en grasas, típica de la gran parte de países occidentales, como es el caso de los países anglosajones.

¿Por qué se produce esta paradoja? En primer lugar, se considera que el OPC y el Resveratrol inhiben la oxidación del colesterol LDL así como la agregación plaquetaria (Dybkowska, Sadowska, Świderski, Rakowska y Wysocka, 2018). En segundo lugar, resulta que, de forma paralela, el OPC y el Resveratrol reducen la tasa de colesterol y el nivel de triglicéridos. Para, finalmente, inducir un efecto vasodilatador en el sistema arterial. De este modo, reducen los problemas cardiovasculares aunque la dieta se caracterice por ser rica en grasas.

  1. Insuficiencia venosa (varices)

En lo que respecta a los OPC, cabe destacar que tienen muchas propiedades antioxidantes que les permiten ralentizar, o incluso llegar a invertir, los daños de la arteriosclerosis. El OPC también actúa sobre la insuficiencia venosa que provoca la formación de varices, puesto que aminora la inflamación de las venas y el dolor resultante, a la vez que favorece también la vasodilatación.

Aunque no haga desaparecer las varices existentes, el OPC las atenúa, aliviando sus molestias, pudiendo llegar también a evitar su aparición, lo cual le otorga un poder desinflamatorio importante.

  1. Cáncer

El tema del cáncer y su prevención es delicado hoy en día por todo lo que esta enfermedad implica, aunque las investigaciones indican que tanto el OPC como el Resveratrol son capaces de impedir la formación de células cancerígenas, detienen la proliferación de las células malignas y actúan de la misma manera que lo haría un antiinflamatorio.

Complemento nutricional a base de algas
Comprar OPC de Algamania

Del mismo modo, estos antioxidantes también retraen la acción de la proteína NF-KappaB, que protege a las células cancerígenas de aquellas terapias destinadas a destruirlas como, por ejemplo, la quimioterapia y la radioterapia (Ravindranathan, Pasham, Balaji, Cardenas, Gu y Toden, 2018).

Finalmente, los estudios señalan que, al modificarse a lo largo del proceso de tránsito intestinal en una sustancia de composición semejante a la de los estrógenos, se reduce la aparición y repercusión determinados tipos de cánceres, como sería el caso del cáncer de próstata o el cáncer de mama (Toden, Ravindranathan, Gu, Cardenas, Yuchang y Goel, 2018).

Y es, precisamente, este proceso metabólico específico del Resveratrol y del OPC el que posibilita que los riesgos de osteoporosis se minimicen, y que los riesgos de sufrir un trastorno por depresión en la menopausia disminuyan considerable y de forma significativa (Dumoulin, Gaudout y Lemaire, 2016).

Del mismo modo, la eficacia del OPC y del Resveratrol ha sido demostrada en el caso de los infartos de miocardio, donde estos antioxidantes han evidenciado su eficacia al frenar la extensión de tejidos fibrosos en el corazón, que suele ser lo que ocurre tras este tipo de enfermedades.

Asimismo, estos antioxidantes se han mostrado ampliamente eficaces en la lucha contra el virus de la gripe e, incluso yendo más allá, ante determinados casos de enfermedades neurodegenerativas (Lian, Nie, Zhang, Tan, Cao y Chen, 2016). También, distintas investigaciones han concluido que el Resveratrol puede llegar a ser beneficioso para la diabetes (Kantartzis, Fritsche y Bombrich, 2018), algo que se está en estos momentos estudiando aún en el caso del OPC, pero que parece que puede continuar en la misma tónica beneficiosa que el Resveratrol.

Todo ello, junto a la habilidad para actuar de forma efectiva estos dos antioxidantes en otros trastornos y patologías, ha hecho que el OPC y el Resveratrol sean considerados, en la actualidad, como un complemento nutricional esencial y muy valorado, dadas sus propiedades e importantes beneficios para el ser humano.  

¿DE DÓNDE SE EXTRAE EL OPC Y RESVERATROL?

nutrición y saludLa fuente en la que podemos encontrar OPC está exclusivamente en las semillas de la uva negra, que al ser prensada desprende este compuesto tan poderoso.  Por su parte, la principal fuente del Resveratrol en nuestro país está en la uva y en el vino.

Consumir vino tinto con moderación tiene importantes efectos benéficos para el organismo, por los altos niveles de Resveratrol que tiene esta bebida. En el caso del vino blanco o rosado, los niveles de este antioxidante son menores, ya que el líquido pasa menos tiempo en contacto con la piel de la uva, por tanto, puestos a consumir vino, mejor tomar tinto y aprovechar sus propiedades.

Por cada litro de vino tinto, hay 14’3 miligramos de Resveratrol. En el caso del zumo de uva roja, los niveles descienden, aunque no dejan de ser significativos: por cada litro de zumo de uva roja hay entre un 1’14 y un 8’69 miligramos de Resveratrol).

Tomar vino, como decimos, tiene beneficios en cuanto nos proporciona un extra de antioxidante al organismo. Pero, para que pueda tener efectos significativos, deberíamos consumir tanta cantidad, que sería prácticamente imposible hacerlo en una dieta normal. Por tanto, es mejor recurrir a los suplementos nutricionales, como sería el caso del OPC que tenemos en nuestra tienda Algamania.

En el próximo artículo detallaremos qué es lo que hace diferente al OPC que ofrecemos al consumidor, ahondando en sus componentes, con el fin de analizar de forma más exhaustiva sus virtudes para el organismo y la salud.

Referencias

Dumoulin, M., Gaudout, D. y Lemaire, B. (2016). Clinical effects of an oral supplement rich in antioxidants on skin radiance in women. Clin Cosmet Investig Dermatol., 9(1), 315-324.

Dybkowska, E., Sadowska, A., Świderski, F., Rakowska, R. y Wysocka, K. (2018). The occurrence of Resveratrol in foodstuffs and its potential for supporting cancer prevention and treatment. A review. Rocz. Panstw. Zakl. Hig., 69(1), 5-14.

González, C., Gil, K., Ginés, I., Beltrán, R., Pinent, M. y Ardévol, A. (2019). Grape-Seed Proanthocyanidins are Able to Reverse Intestinal Dysfunction and Metabolic Endotoxemia Induced by a Cafeteria Diet in Wistar Rats. Nutrients, 11(5).  DOI:  10.3390/nu11050979.

Kantartzis, K., Fritsche, L. y Bombrich, M. (2018). Effects of Resveratrol supplementation on liver fat content in overweight and insulin-resistant subjects: A randomized, double-blind, placebo-controlled clinical trial. Diabetes, Obes Metab., 20(7), 1793-1797.

Lian, Q., Nie, Y., Zhang, X., Tan, B., Cao, H. y Chen, W.  (2016). Effects of grape seed Proanthocyanidin on Alzheimer’s disease in vitro and in vivo. Exp. Ther. Med., 12(3), 1681-1692.

Ravindranathan, P., Pasham, D., Balaji, U., Cardenas, J., Gu, J. y Toden, S. (2018). Mechanistic insights into anticancer properties of oligomeric Proanthocyanidins from grape seeds in colorectal cáncer. Carcinogenesis, 39(6), 767-777.

Toden, S., Ravindranathan, P., Gu, J., Cardenas, J., Yuchang, M y Goel, A. (2018). Oligomeric Proanthocyanidins (OPCs) target cáncer stem like cells and suppress tumor organoid formation in colorectal cáncer. Sci. Rep., 8(1), 24-30.

1 Comentario

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *