EL PODER SALUDABLE DE LAS ALGAS I

Las algas son una gran fuente de vitaminas y minerales que aportan a nuestro organismo m√ļltiples beneficios

Tal y como ya hemos comentado, las investigaciones cient√≠ficas existentes en la literatura al respecto se√Īalan que las algas contienen todas las vitaminas, enzimas, minerales y oligoelementos que nuestro organismo necesita,

de modo que adem√°s de ser un alimento completo, se ha comprobado que poseen m√ļltiples propiedades nutritivas y medicinales (Barbosa, Coutinho, Costa Lima y Reis, 2019).

No nos cansaremos de apelar a las investigaciones llevadas a cabo, donde a las algas se les atribuyen numerosas virtudes beneficiosas, algunas de ellas serían (Rupérez, Gómez-Ordónez y Jiménez-Escrig, 2018; Ventura, Rodrigues, Falcão y Alves, 2018; Agregán, Franco, Carballo, Tomasevic, et al., 2018):

  1. Constituyen un buen complemento nutricional
  2. Desintoxican y eliminan metales pesados del cuerpo
  3. Estimulan el sistema endocrino y reequilibran el organismo
  4. Favorecen la circulación
  5. Protegen las mucosas y las lubrifican
  6. Refuerzan el sistema inmunitario
  7. Regulan el nivel de glucemia, colesterol y √°cido √ļrico
  8. Remineralizan
  9. Son antioxidantes (y, por tanto, antienvejecimiento)
  10. Son laxantes y antisépticas
  11. Refuerzan el confort y la salud intestinal
  12. Son coadyuvantes en las dietas de adelgazamiento.

Las algas como alimento

Por todo ello, se considera que este alimento tiene un efecto favorecedor sobre nuestro organismo (Cheong, Qiu, Du, Liu y Khan, 2018), ayudándonos a mejorar, en muchos casos, nuestra salud de forma natural, orgánica, ecológica y sin la ingesta de fármacos químicos.

algas y saludY lo m√°s importante, sin efectos secundarios (Agreg√°n, Franco, Carballo, Tomasevic, et al., 2018). Lo cual repercute en una mejora de la calidad de vida y en la posibilidad de mantener una vida m√°s saludable y alejada de la enfermedad (Barbosa, Coutinho, Costa Lima y Reis, 2019; Guerrero, 2013).

Es m√°s, los estudios cient√≠ficos actuales (Collins, Fitzgerald, Stanton y Ross, 2016; Agreg√°n, Franco, Carballo, Tomasevic et al., 2018) est√°n se√Īalando que las poblaciones que consumen asiduamente algas marinas o algas de agua dulce se encuentran entre las m√°s sanas, vigorosas y longevas del planeta.

Y, del mismo modo, la ciencia ha encontrado la explicación o, cuanto menos, algunas de las razones que contribuyen a ello (Conroy, Davidson y Warnock, 2017; Collins, Fitzgerald, Stanton y Ross, 2016).

En la composición nutricional de las algas que comentamos en el anterior artículo del blog, destacamos sus proporciones en proteínas, ácidos grasos y carbohidratos, así como los minerales y vitaminas que las constituían, de modo que sólo vamos a resaltar en este artículo los siguientes aspectos beneficiosos para nuestro organismo, tal y como postulan distintos autores (Barbosa, Coutinho, Costa Lima y Reis, 2019):

  • Son ricas en oligoelementos, sustancias de gran actividad antioxidante, capaces de neutralizar los radicales libres que provocan la degradaci√≥n y envejecimiento de los tejidos.
  • Est√°n plenas de vitaminas A, C y E, que desarrollan, asimismo, funciones antioxidantes y revitalizantes.
  • Aportan todos aquellos nutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar adecuadamente, constituyendo por s√≠ mismas un alimento sano y completo para el ser humano

Tanto es as√≠, que las investigaciones se√Īalan que la ingesta habitual de algas puede ayudar a alejar muchas enfermedades (Guerrero, 2013). Y, en el caso de que la enfermedad o las afecciones se hagan patentes en la persona, sus propiedades las hacen muy √ļtiles para superar los s√≠ntomas y cuadros agudos (Agreg√°n, Franco, Carballo, Tomasevic et al., 2018).

El efecto de las Algas sobre la anemia y el agotamiento físico e intelectual

Veamos, a continuación, qué tipo de algas -en general-, o qué determinada alga -en particular-, es adecuada ante un determinado problema. (Cheong, Qiu, Du, Liu y Khan, 2018; Conroy, Davidson y Warnock, 2017; Guerrero, 2013).

  • El alto contenido de las algas en hierro y en vitamina B12 (cuyo d√©ficit en el organismo origina la mayor√≠a de anemias) hace que su consumo mantenga alejada esta enfermedad.
  • Las algas marinas act√ļan como un t√≥nico general si se toman todos los d√≠as, de forma que la letargia y el cansancio que caracterizan estas afecciones dejar√°n paso a renovadas energ√≠as (Conroy, Davidson y Warnock, 2017). La ingesta de Astaxantina a diario remedia la anemia y proporciona un estado de √°nimo entusiasta y alejado del agotamiento, a la vez que propicia un aumento de las actividades cognitivas, como la atenci√≥n y la memoria (Alam, Xu y Wang (Eds.), 2020).
  • La ingesta de 2 √≥ 3 gramos de Chlorella (Chidley y Davidson, 2018) o de Espirulina (Misbahuddin, Islam, Khandker et al., 2016) por d√≠a incrementa la forma f√≠sica y la actividad intelectual. Las investigaciones se√Īalan que los resultados se manifiestan al cabo de cuatro o seis semanas (Panahi¬†et al.,¬†2016). En el caso de la Astaxantina, los resultados se comprueban ya a las dos semanas de ingerirla diariamente y, en ocasiones, a la primera semana los efectos son ya patentes (Brown, Gough, Deb, Sparks y McNaughton, 2018).
  • Las algas son, tambi√©n, un interesante complemento para deportistas, debido a la p√©rdida de minerales provocada por el sudor (Barbosa, Coutinho, Costa Lima y Reis, 2019). Un complemento de algas verdes-azules (de 5 a 10 gramos diarios) puede ser de gran ayuda, gracias al aporte de sustancias vitales necesarias para el transporte del ox√≠geno, la activaci√≥n de la producci√≥n de gl√≥bulos rojos, la estimulaci√≥n de la energ√≠a y la fabricaci√≥n de fibroblastos (que son las c√©lulas que participan en la construcci√≥n del tejido conjuntivo) (Alam, Xu y Wang (Eds.), 2020).
  • En el caso de la Astaxantina, se ha demostrado su capacidad para mejorar el rendimiento deportivo. Como sabemos, el deporte y el esfuerzo f√≠sico genera una mayor oxidaci√≥n del organismo. Cuanto m√°s intensa es la actividad f√≠sica, m√°s radicales libres produce, de modo que la oxidaci√≥n celular (y, por tanto, el envejecimiento del organismo) aumenta (Zuluaga, Gueguen, Letourneur y Pavon-Djavid, 2018).
  • La mayor√≠a de los beneficios de la Astaxantina provienen de sus poderosas propiedades antiinflamatorias y antioxidantes (Ranga, Sarada, Baskaran y Ravishankar, 2019). La inflamaci√≥n puede reducir el ritmo de un atleta y costarle valiosos d√≠as de entrenamiento. Un atleta no puede darse el lujo de tomarse tiempo de reposo para recuperarse del cansancio o dolor de articulaciones y m√ļsculos. As√≠ que cualquier cosa que pueda reducir la inflamaci√≥n, sin duda, aumentar√° su capacidad deportiva, y este pigmento procedente de la microalga Haematoccocus Pluvialis es uno de los antiinflamatorios naturales m√°s eficaces que existen (Wang, Sommerfeld y Hu, 2019). Porque se ha demostrado que la Astaxantina tiene la capacidad de viajar¬†a cada c√©lula, tejido y √≥rgano en su cuerpo y ayudar a su rendimiento f√≠sico de las siguientes maneras (Chen y Kotani, 2016; Welsch, Wust, Bar, Salim y Beyer, 2018):
    1. Absorbe los radicales libres de las células mitocondriales, que son productoras de energía
    2. Disminuye el da√Īo oxidativo de las membranas celulares y del ADN
    3. Disminuye la inflamación muscular
    4. Reduce el √°cido l√°ctico en los m√ļsculos (sustancia que deriva del esfuerzo f√≠sico)

En consecuencia, los estudios se√Īalan que tomar Astaxantina ayudar√≠a a los deportistas a combatir el efecto de los radicales libres, adem√°s de mejorar su rendimiento deportivo, tal y como se√Īalan las investigaciones cient√≠ficas consultadas (ver referencias bibliogr√°ficas).

En pr√≥ximos art√≠culos vamos a continuar analizando c√≥mo act√ļan las algas en distintas afecciones, como en la bronquitis, la gripe, el resfriado com√ļn, y c√≥mo pueden ayudar a soslayar enfermedades degenerativas, los problemas oculares, y la diarrea, entre otros.

Referencias

Agreg√°n, R., Franco, D., Carballo, J., Tomasevic, I., Barba, FJ., G√≥mez, B., Muchenje, V. y Lorenzo, JM. (2018). Shelf life study of healthy pork liver p√Ęt√© with added seaweed extracts from Ascophyllum nodosum, Fucus vesiculosus and Bifurcaria bifurcata.¬†Food Res. Int.,112(5), 400-411.

Alam, Md.A., Xu, J.L. y Wang, Z. (Eds.) (2020). Microalgae Biotechnology for Food, Health and High Value Products. New York, NY: Springer Editions.

Barbosa, A.I., Coutinho, A.J., Costa Lima, S.A. y Reis, S. (2019). Marine Polysaccharides in Pharmaceutical Applications: Fucoidan and Chitosan as Key Players in the Drug Delivery Match Field. Marine Drugs, 17(12), pii:E654.

Brown, D.R., Gough, L.A., Deb, S.K., Sparks, S.A. y McNaughton, L.R. (2018). Astaxanthin in Exercise Metabolism, Performance and Recovery: A Review. Front. Nutr., 18(4), 76-84.

Chen, J.T. y Kotani, K. (2016). Astaxanthin as a Potential Protector of Liver Function: A Review.  Journal of Clin. Med. Res., 8(10), 701-704.

Cheong, KL., Qiu, HM., Du, H., Liu, Y. y Khan, B. (2018). Oligosaccharides Derived from Red Seaweed: Production, Properties, and Potential Health and Cosmetic Applications. Molecules, 23(10), pii: E2451.

Chidley, C. y Davison, G. (2018). The effect of Chlorella pyrenoidosa supplementation on immune responses to 2 days of intensified training. European Journal of Nutrition, 57(7), 2529-2536.

Collins, K., Fitzgerald, G., Stanton, C. y Ross, R. (2016). Looking Beyond the Terrestrial: The Potential of Seaweed Derived Bioactives to Treat Non-Communicable Diseases. Marine Drugs, 14(1), 60-68.

Conroy, KP.; Davidson, IM. & Warnock, M. (2017). Pathogenic obesity and nutraceuticals. Proc Nutr Soc. 70(4), 426-438.

Guerrero, R. (2013). Cómo curan las algas. Barcelona: RBA Editorial

Misbahuddin, M., Islam, AZ., Khandker, S. et al. (2016). Efficacy of spirulina extract plus zinc in patients of chronic arsenic poisoning: a randomized placebo-controlled study. Clin. Toxicol. (Phila), 44(2), 135-141.

Panahi, Y. et al. (2016). Chlorella vulgaris: A Multifunctional Dietary Supplement with Diverse Medicinal Properties. Curr Pharm., 22(2),164-173.

Ranga, R., Sarada, A., Baskaran, V. y Ravishankar, G. (2019). Identification of Carotenoids from Green Alga¬†Haematococcus Pluvialis¬†by HPLC and LC¬†‚ÄstMS (APCI) and Their Antioxidant Properties.¬†Journal Microbiol. Biotechnol., 19(1), 1333-1341.

Rupérez P, Gómez-Ordónez E, Jiménez-Escrig A. (2018). Nutritional quality and biological properties of brown and red edible seaweeds. En V.H. Pomin (Ed.), Seaweed: Ecology, Nutrient Composition and Medicinal Uses, pp 51-66. Chapter 3. Series: Marine Biology. Earth Sciences in the 21st Century. Nova Science Pub. Inc., Hauppauge, Nueva York, USA. ISBN: 978-1-61470-878-0

Ventura, S., Rodrigues, M., Falcão, A., y Alves, G. (2018). Safety evidence on the administration of Fucus vesiculosus L. (bladderwrack) extract and lamotrigine: data from pharmacokinetic studies in the rat. Drug. Chem. Toxicology, 18(3), 1-7.

Wang, J., Sommerfeld, M., Hu, Q. (2019). Occurrence and environmental stress responses of two plastid terminal oxidases in Haematococcus pluvialis (Chlorophyceae). Plant Physiology, 230(1), 191-203.

Welsch, R., Wust, F., Bar, C., Salim, A. y Beyer, P. (2018). A Third Phytoene Synthase Is Devoted to Abiotic Stress-Induced Abscisic Acid Formation in Rice and Defines Functional Diversification of Phytoene Synthase Genes. Plant Physiology,147(1), 367-380.

Zuluaga, M., Gueguen, V., Letourneur, D. y Pavon-Djavid, G. (2018). Astaxanthin-antioxidant impact on excessive Reactive Oxygen Species generation induced by ischemia and reperfusion injury. Chem. Biol. Interact., 279(5), 145-158.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *