PROPIEDADES Y VARIEDADES DE  ALGAS PARA EL CUIDADO CORPORAL

Actualmente, las investigaciones demuestran que, además, son muy beneficiosas para nuestra piel y nuestro elemento interno.

Las algas tienen la capacidad de absorber y concentrar elementos como vitaminas, minerales, oligoelementos, aminoácidos, proteínas y otros nutrientes importantes, que son significativos para la salud de nuestro organismo.

Esto es algo que ya se conoce desde hace muchos siglos, haciendo uso de las algas en alimentación y medicina (Bourgougnon, Bedoux, Sangiardi y Stiger, 2011).

De las 25.000 especies que existen en nuestro planeta, sólo alrededor de 20 de ellas se utilizan en los tratamientos estéticos, pudiendo asumir un doble papel en la formulación cosmética (Hunt, Fate y Dods, 2011; Bedoux, Hardouin, Burlot y Bourgougnon, 2015):

  1. Utilizando los polisacáridos de su pared celular (por ejemplo, el agar-agar, los alginatos y los carragenatos), que sirven como agentes gelificantes y texturizantes de la formulación.
  2. Utilizando los extractos de estas algas como agentes activos de la fórmula, en función de las acciones que deseamos de las mismas:
  • Depurativa: estimulan la circulación linfática y favorecen la eliminación de toxinas.
  • Tonificante: por su aporte de minerales y su capacidad de estimular los fibroblastos, aumentan la elasticidad y el tono de la piel, aumentando su firmeza.
  • Anticelulítica y reductora: por su poder drenante y su alto contenido en yodo (contraindicado en personas con problemas de tiroides).
  • Emoliente: por su contenido en sustancias gelatinosas que suavizan y evitan la pérdida de agua de la epidermis. Y, finalmente,
  • Nutritiva: son muy ricas en glúcidos, minerales, vitaminas y aminoácidos.

Además de ello, en los centros de belleza se utilizan distintos tipos de algas en función de lo que se desea tratar (Cheong, Qiu, Du, Liu y Khan, 2018).

Tanto es así, que las recomendaciones de las expertas en cuidado corporal con algas señalan que los beneficios de las algas respecto al cuidado corporal vienen determinados por su propio color.

En base a ello, se han establecido distintas clasificaciones asociadas a las propiedades que aportan las algas, en función de cuál es su color. Veámoslo.

PROPIEDADES DE LAS ALGAS SEGÚN SU COLOR

Las Algas rojas

Son algas de pequeño tamaño, muy numerosas, y con muy buenas propiedades, pues son muy indicadas para el tratamiento de las piernas y el resto de extremidades, evitan la hinchazón y son muy demandadas por sus propiedades vasoconstrictoras. Además de ello, son recomendadas para:beneficios de las algas marinas

  • Reestructurar las capas superiores de la epidermis
  • Restaurar la función protectora de la piel
  • Regenerar las pieles reactivas y con lesiones
  • Favorecer la eliminación del acné, eczemas, rojeces, dermatitis, etc.
  • Tratar problemas como la celulitis
  • Eliminar toxinas de todo el cuerpo

Las Algas verdes

Éstas son las que siempre imaginamos cuando pensamos en las algas. El 90% de las Algas Verdes son de agua dulce, aunque también se encuentran en las aguas saldas, y son tremendamente importantes, porque con ellas se crea el plancton. Aunque no tienen tanto interés en el mundo de la cosmética como las algas pardas y las algas rojas, podemos destacar que:beneficios de las algas marinas

  • Son ricas en vitaminas
  • Son muy válidas para relajar
  • Excelentes hidratantes
  • Utilizadas para acondicionar y proteger la epidermis
  • Sirven para descongestionar y desinflamar la piel
  • Tienen importantes propiedades regenerativas

Las Algas verde-azuladas

Este tipo de algas son las más interesantes dentro del ámbito cosmético, dado que su alto contenido en proteínas hace que sean idóneas para los tratamientos de belleza. En general, se puede destacar:

  • Poseen un potente carácter antiarrugas
  • Producen sustancias anti-radicales libres
  • Se caracterizan por su gran función hidratante y nutritiva
  • Tienen una alta concentración de proteínas
  • En su composición, se hallan las vitaminas A, B, C y E.

Las Algas marrones o pardas

Son las algas de mayor tamaño y lals más habituales de los climas fríos. Los nombres científicos de las algas pardas más utilizadas son Alaria esculenta, Fucus vesiculosus o Laminaria digitata. A nivel corporal, podemos resaltar las siguientes virtudes:beneficios de las algas marinas

  • Son muy usadas en cosmética y muy nutritivas para la piel, al ser ricas en Yodo, minerales, oligoelementos y vitaminas.
  • Son muy hidratantes y ayudan a prevenir la celulitis.
  • Muy ricas en Clorofila, Mucílagos y Alginatos, lo que las hace tremendamente recomendables para utilizar en cosmética, dados sus beneficios para la epidermis.

PARTICULARIDADES DE LAS ALGAS

Debido a que las primeras células vivientes fueron creadas en un universo oceánico, existe una afinidad singular en la cosmetología entre nuestras células y los ingredientes activos marinos (Amit, Ashawat, Shailendra y Swarnlata, 2007).

Esta similitud asegura una difusión óptima, en el corazón de la piel, de los principios activos derivados de las algas y también una excelente tolerancia. Nuestras células reconocen algunas moléculas de algas más fácilmente que otras de plantas terrestres. Su bioafinidad es, por lo tanto, muy poderosa, y dicho en otras palabras, los cosméticos marinos garantizan una excelente asimilación por la piel y, por lo tanto, una mayor eficacia.

Las algas también tienen la particularidad de sufrir tensiones similares a las que sufre la piel, en proporciones que, a menudo, son mucho mayores (Alcalde, 2008; Gonzalez-Minero y Bravo Díaz, 2018):

  1. deshidratación regular (mareas),
  2. ataque de radiación (rayos UV del sol),
  3. estrés térmico (aire/agua),
  4. oxidación, ataques bacterianos (humedales),
  5. variaciones estacionales, y
  6. impactos en las rocas (curación)

Para sobrevivir en un ambiente en muchas ocasiones hostil, desarrollan sistemas de resistencia altamente sofisticados que, una vez bien entendidos, pueden ser replicados para rescatar la piel.

El mar se convierte entonces en un campo de exploración inagotable para los investigadores, no sólo para encontrar nuevos recursos, sino sobre todo para descubrir nuevos mecanismos de defensa.

Referencias

Alcalde, M.T. (2008). Cosmética natural y ecológica. OFFARM, 27(9), 96-102.

Amit, G., Ashawat, MS., Shailendra, S. y Swarnlata, S. (2007). Phytosome: A novel Approach Towards Functional Cosmetics. J Plan Sci., 2(6), 644-649.

Bedoux, A., Hardouin, K., Burlot, A.S. y Bourgougnon, N. (2015). Bioactive components from seaweeds: Cosmetic applications and future development. Adv Botan Res. 71 (1), 345-378.

Bourgougnon, N., Bedoux, G., Sangiardi, H. y Stiger, V. (2011). Las algas: potencial nutritivo y aplicaciones cosméticas. En Fundación CETMAR (Ed.), Las algas como recurso. Valorización. Aplicaciones industriales y tendencias. pp. 79-84. Vigo: Centro Tecnológico del Mar de Galicia.

Cheong, KL., Qiu, HM., Du, H., Liu, Y. y Khan, B. (2018). Oligosaccharides Derived from Red Seaweed: Production, Properties, and Potential Health and Cosmetic Applications. Molecules23(10), pii: E2451. DOI: 10.3390/molecules23102451.

Gonzalez-Minero, F.J. y Bravo Díaz, L. (2018). Estudio botánico y farmacéutico de productos con aplicación en cosmética y cuidado de la piel.  Ars Pharmaceutica, 58 (4), 175-191. DOI: 10.4321/S2340-98942017000400005.

Hunt, K.A., Fate, J. y Dods, B. (2011). Cultural and social influences on the perception of beauty: a case analysis of the cosmetics industry. J Bussines Case Studies, 7(1), 1-10.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *