PROPIEDADES DE LA ASTAXANTINA I

En artículos anteriores hemos analizado qué es la Astaxantina y cómo los científicos están atribuyendo el poder del salmón para remontar el río a este pigmento natural, que es el mejor antioxidante que existe en la actualidad.

En este art√≠culo vamos a profundizar en los efectos ben√©ficos de este ‚Äúmilagro de la naturaleza‚ÄĚ en el organismo humano. Y, para ello, nos iniciaremos en el an√°lisis de sus propiedades, a partir de las investigaciones cient√≠ficas realizadas hasta el momento.

Recordemos que la Astaxantina es un carotenoide de la familia de las xantófilas, un pigmento natural de color rosa o rojizo, que se extrae de algunas algas unicelulares (microalgas), donde destaca la microalga Haematococcus Pluvialis, por ser la mayor productora de este pigmento en proporción al resto de organismos (llega a acumularla en una proporción de, incluso, un 5% de su peso seco).

El ser humano no puede sintetizar Astaxantina, por lo tanto, debe obtenerla a través de los alimentos, o bien a partir de suplementos nutricionales, también denominados nutricéuticos (Fry, Schilling, Chiu, Hori y Weiss, 2013).

Recordemos tambi√©n que los carotenoides son nutrientes conocidos por ser eficaces antioxidantes capaces de proteger nuestras c√©lulas de los ataques de ciertos radicales libres. De entre todos los existentes, la Astaxantina es el carotenoide m√°s poderoso que existe, por su elevada acci√≥n antioxidante, hasta el punto de ser considerada ‚ÄúEl Rey de los antioxidantes‚ÄĚ.

Distintos estudios, encaminados a hallar las diferencias entre la Astaxantina y otros carotenoides, se√Īalan m√ļltiples beneficios sobre la salud de la Astaxantina (Wang, Sommerfeld y Hu, 2019; Li, Vallabhaneni y Wurtzel, 2018; Welsch, Wust, Bar, Salim y Beyer, 2018).

Y, entre las propiedades que se le han atribuido, podemos destacar los resultados hallados a varios niveles. Veamos cu√°les son:

1 – Propiedades de la Astaxantina en la piel

Beneficios de la AstaxantinaLa Astaxantina est√° entre los antioxidantes m√°s potentes y vers√°tiles conocidos y, como tal, tiene la capacidad de eliminar los radicales libres da√Īinos para la piel (Arakane, 2002). A pesar de que la Astaxantina se distribuye ampliamente a trav√©s de la mayor√≠a de los √≥rganos del cuerpo, se acumula en la piel, donde entra en todas sus capas (los protectores solares t√≥picos pueden alcanzar s√≥lo las capas m√°s externas).

Las células de la piel que están expuestas a la luz ultravioleta producen ráfagas de radicales libres que desencadenan efectos de envejecimiento, tales como flacidez de la piel, arrugas y cáncer. Los estudios demuestran que, cuando la Astaxantina se aplica a las células de la piel en cultivo, impide todos los efectos destructivos inducidos por luz ultravioleta (Melten, Imamoglu y Demirel, 2017).

Los estudios en humanos (tanto en hombres como en mujeres) demuestran que 6 mg/d√≠a de Astaxantina durante 6-8 semanas suaviza y reduce las arrugas alrededor de los ojos, disminuye la p√©rdida de agua y aminora el tama√Īo de las¬†manchas de la edad, llegando incluso a aclararlas (Welsch, Wust, Bar, Salim y Beyer, 2018; Wang, Sommerfeld y Hu, 2019). A su vez, mantiene la humedad necesaria para una dermis saludable y, por si fuera poco, aumenta las defensas de la misma, de modo que es una potente protecci√≥n de la piel desde adentro hacia afuera.

2- Propiedades de la Astaxantina contra el Hígado graso

Distintas investigaciones se√Īalan que la Astaxantina influye directamente en la inhibici√≥n del desarrollo del H√≠gado graso. La¬†enfermedad del H√≠gado graso est√° relacionada con (Wang, Sommerfeld y Hu, 2019):

  • Sobrepeso u obesidad
  • Resistencia a la insulina, en la cual las c√©lulas no absorben az√ļcar en respuesta a la hormona insulina
  • Az√ļcar alta en la sangre (hiperglucemia), lo que indica prediabetes o diabetes tipo 2
  • Niveles altos de grasas, particularmente triglic√©ridos, en la sangre

Estos problemas de salud, combinados, parecen favorecer el dep√≥sito de grasa en el h√≠gado (Welsch, Wust, Bar, Salim y Beyer, 2018). Para algunas personas, este exceso de grasa act√ļa como una toxina para las c√©lulas hep√°ticas, lo que lleva a una inflamaci√≥n del h√≠gado y a una posible Esteatosis hep√°tica no alcoh√≥lica, cuya principal complicaci√≥n es la cirrosis, que es una cicatrizaci√≥n tard√≠a en el h√≠gado (Li, Vallabhaneni y Wurtzel, 2018).

Las investigaciones se√Īalan que el consumo de Astaxantina propicia la inhibici√≥n del desarrollo del H√≠gado graso. En experimentos con animales que consumieron alimentaci√≥n obeso-g√©nica e inflamatoria (es decir, alimentaci√≥n alta en grasas y fructosa), el suministro de Astaxantina redujo la Esteatosis hep√°tica (Li, Vallabhaneni y Wurtzel, 2018). Adem√°s, la Astaxantina regula el metabolismo lip√≠dico (porque es un agonista de PPAR-őĪ y un antagonista del PPAR-ő≥), aumenta la s√≠ntesis del √°cido biliar e inhibe la bios√≠ntesis del colesterol.

Complemento nutricional a base de algas
Comprar Astaxantina Algamania

La Astaxantina, consecuentemente, mejora el estado de antioxidantes hepáticos, pues una parte importante de la Astaxantina ingerida se concentrará en el hígado (Melten, Imamoglu y Demirel, 2017).

3- Propiedades de la Astaxantina en la Resistencia a la Insulina

Los datos que se extraen de los estudios actuales se√Īalan que el uso de complementos con¬†Astaxantina¬†disminuye el riesgo de que la¬†resistencia a la insulina¬†conduzca a la diabetes tipo 2, dado que la¬†Astaxantina¬†protege las c√©lulas ő≤ del p√°ncreas del da√Īo causado por el estr√©s oxidativo y la inflamaci√≥n causada por el alto nivel de glucosa a consecuencia de la¬†resistencia a la insulina (Katsuda, Shimahara, Shiraishi, Yamagami, Ranbjar y Katoh, 2016).

Varias investigaciones con animales de experimento han comprobado que la Astaxantina mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa en una dieta con una alta cantidad de grasa y fructosa (Wang, Sommerfeld y Hu, 2019). Esta mejor√≠a de la sensibilidad a la insulina est√° causada por la reducci√≥n del estr√©s oxidativo y la inflamaci√≥n, pero tambi√©n por medio de la activaci√≥n de sustratos del receptor de insulina, prote√≠na quinasa, la ruta de la se√Īalizaci√≥n del h√≠gado y los m√ļsculos estriados (Melten, Imamoglu y Demirel, 2017).

El uso de complementos con Astaxantina reduce la resistencia a la insulina, de modo que disminuye el riesgo de que √©sta conduzca a la diabetes tipo 2. La Astaxantina protege las c√©lulas ő≤ del p√°ncreas del da√Īo causado por el estr√©s oxidativo y la inflamaci√≥n causada por el alto nivel de glucosa a consecuencia de la resistencia a la insulina (Brinda, Sarada, Kamath y Ravishankar, 2014). Adem√°s, la Astaxantina protege a los ri√Īones de este tipo de da√Īo inducido por la glucosa (Boussiba, Bing, Yuan, Zarka y Chen, 2009).

4- Propiedades de la Astaxantina frente a la obesidad y la grasa abdominal

Beneficios de la AstaxantinaLas investigaciones se√Īalan que la Astaxantina incide positivamente en la Inhibici√≥n de la acumulaci√≥n de la grasa abdominal mostrando, por tanto, una actividad anti-obesidad (L√≥pez Rold√°n y Mach, 2012). En experimentos realizados con animales, los datos apuntan a que la Astaxantina inhibe, de forma dosis-dependiente, el aumento de peso en aquellos animales que comen nutrientes con una alta cantidad de grasa o con una alta cantidad de grasa y fructosa (Camacho, Gonz√°lez y Klotz, 2013).

Del mismo modo, se apunta a que el uso de complementos con Astaxantina mejora la combusti√≥n de la grasa por los m√ļsculos, sobre todo si se combina con ejercicio f√≠sico (Hagen, Gru, Schmidt y Muller, 2010). Y esto es as√≠ porque hay un incremento de la actividad de los enzimas mitocondriales, como la 3-HAD y la CPT1, que incrementan la oxidaci√≥n de los √°cidos grasos por el tejido muscular.

La Astaxantina mejora, además, la resistencia física, porque reduce el estrés oxidativo y la inflamación relacionada al esfuerzo, a la vez que mejora la viscosidad sanguínea (Katsuda, Shimahara, Shiraishi, Yamagami, Ranbjar y Katoh, 2016).

Pero no acaban aqu√≠ las propiedades se√Īaladas a nivel cient√≠fico para la Astaxantina. En pr√≥ximos art√≠culos podremos ver detalladamente cu√°les son los otros campos de acci√≥n de este prodigioso antioxidante, capaz de convertirse en un beneficio global para el organismo humano, m√°s all√° de los expuestos en este art√≠culo.

Referencias

Arakane, K. (2002).  Superior Skin Protection by Astaxanthin. Carotenoid Research, 5(1), 21-24.

Boussiba, S., Bing, W., Yuan, J., Zarka, A. y Chen, F. (2009). Changes in pigments profile in the green alga Haeamtococcus pluvialis exposed to environmental stresses. Biotechnology Letters, 21(1), 601-604.

Brinda, B., Sarada, R., Kamath, B. y Ravishankar, G. (2014). Accumulation of astaxanthin in flagellated cells of Haematococcus pluvialis cultural and regulatory aspects. Current Science. 87(10), 126-135.

Camacho, J.E., González, G. y Klotz, B. (2013). Producción de Astaxantina en Haematococcus pluvialis bajo diferentes condiciones de estrés. Nova, 11(19), 94-104.

Fraser, P., Shimada, H. y Misawa, N. (2008). Enzymic confirmation of reactions involved in routes to astaxanthin formation, elucidated using a direct substrate in vitro assay. Eur.. J. Biochem., 252(1), 229- 236.

Fry, A., Schilling, B., Chiu, L., Hori, N. y Weiss, L.  (2013). Astaxanthin Supplementation. Human Performance Laboratories.  The University of Memphis.  Report 2, May 24.

Hagen, C., Gru, K., Schmidt, S. y Muller, J. (2010). Accumulation of secondary carotenoids in agellates of Haematococcus pluvialis (Chlorophyta) is accompanied by an increase in per unit chlorophyll productivity of photosynthesis. Eur. J. Phycol., 35(1), 75- 82.

Katsuda, T., Shimahara, K., Shiraishi, H., Yamagami, K., Ranbjar, R. y Katoh, S. (2016). Effect of flashing light from blue light emitting diodes on cell growth and Astaxanthin production of Haematococcus pluvialis. Journal of Bioscience and Bioengineering., 102(1), 442-446.

Li, F., Vallabhaneni, R. y Wurtzel, T. (2018). PSY3, a New Member of the Phytoene Synthase Gene Family Conserved in the Poaceae and Regulator of Abiotic Stress-Induced Root Carotenogenesis. Plant Physiology. 146(1), 1333-1345.

L√≥pez Rold√°n, P. y Mach, N. (2012). Efecto del consumo de astaxantina en la salud. Revista Espa√Īola de Nutrici√≥n Comunitaria, 18(3), 164-177.

Melten, D., Imamoglu, E. y Demirel, Z. (2017). Agricultural fertilizers as economical alternative for cultivation of Haematococcus pluvialis. J. Microbiol. Biotechnol., 17(1), 393-397.

Wang, J., Sommerfeld, M., Hu, Q. (2019). Occurrence and environmental stress responses of two plastid terminal oxidases in Haematococcus pluvialis (Chlorophyceae). Planta, 230(1), 191-203.

Welsch, R., Wust, F., Bar, C., Salim, A. y Beyer, P. (2018). A Third Phytoene Synthase Is Devoted to Abiotic Stress-Induced Abscisic Acid Formation in Rice and Defines Functional Diversification of Phytoene Synthase Genes. Plant Physiology,147(1), 367-380.

2 Comments

  1. ¡Muy buen artículo! es interesante saber que la astaxantina no solo es ideal para el organismo sino que también es genial para la piel.

Write a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *